Press "Enter" to skip to content

Espacios de Reincorporación de ex-Farc cambiarán funcionamiento – Proceso de Paz – Política



La vida es otra en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR). Hasta estos lugares, en medio de las montañas colombianas, llegaron unos 3.000 exguerrilleros de las Farc con el propósito de decirle para siempre adiós a las armas y comenzar una nueva vida.

Y así fue, dejaron las armas y las cambiaron por herramientas de trabajo. Hoy producen café, cacao, frutas y hasta fabrican zapatos.

Sin embargo, la figura jurídica que permitió la creación de esos 24 ETCR en las diferentes regiones del país termina este jueves 15 de agosto, por lo que cambiará su funcionamiento. Pero esto, explican desde el Gobierno Nacional, no deja en riesgo a los 2.876 ex-Farc que hoy viven en estos lugares.

Desde este jueves comienza la transformación de estos espacios. 13 seguirán funcionando como lo vienen haciendo, pero ahora serán centros poblados, mientras que los otros 11 serán trasladados a lugares acordados con los alcaldes de cada municipio.

El ETCR de Agua Bonita, en Caquetá.

El anuncio de los espacios que se quedan y los que se trasladan se hará cuando se promulgue un decreto de la transformación de estos espacios, que está previsto para esta semana.

“Los ETCR estaban previstos que se iban a terminar jurídicamente en agosto, pero hicimos un diagnóstico muy detallado sobre cuáles de esos deberían mantenerse y nos dio como resultado que 13 de ellos podemos mantenerlos y 11 no, sujeto a variaciones con lo que vayamos hablando con los alcaldes de cada uno de los sitios y con los mismos excombatientes”, aseguró el alto consejero para la Estabilización y Normalización, Emilio Archila.

Para este proceso, dijo el consejero, se cuentan con recursos de alrededor 16.000 millones de pesos que cuestan los que se van mantener y “se tienen lotes para poner a consideración de los excombatientes para que puedan mudarse los que pensamos que no deban mantenerse”.

Esto, según lo previsto por la Agencia de Reincorporación y la Normalización (ARN), durará aproximadamente un año y los exguerrilleros mantendrán las garantías que hoy tienen.

“El Gobierno nacional está comprometido con el proceso de reincorporación de los excombatientes que se mantengan en la legalidad. Vamos a garantizar las condiciones básicas de habitabilidad de estos espacios para asegurar que quienes viven en ellos puedan avanzar en su ruta de reincorporación social y económica. Para ello se llevarán a cabo diseños urbanísticos de vivienda, compra de tierras y acceso a los programas de vivienda con los que cuenta el gobierno”, aseveró Andrés Stapper, director de la ARN.

POLÍTICA

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *