Press "Enter" to skip to content

La inversión extranjera directa en América Latina creció 13,2% el año pasado


La Cepal publicó su informe anual en el que destacó que la inyección de capital en la región sumó US$184.000 millones

Vanessa Pérez Díaz – vperez@larepublica.com.co

La Cepal reveló hoy su informe anual sobre la Inversión Extranjera Directa (IED) en el mundo y la región, destacando que este indicador en América Latina creció 13,2% en 2018 al cerra en US$184.000 millones. Según el informe, esta cifra revierte cinco años de caídas.

“No alcanza el período del máximo histórico cuando llegamos a US$213.000 millones con el auge de las materias primas, pero aún así tenemos un crecimiento destacado en la región”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Del total de la zona,  en 16 países aumentó la IED respecto a 2017 y en 15 países se registró un descenso. La mayor parte del crecimiento de la IED en 2018 se explica por las mayores inversiones en Brasil (US$88.319 millones, que es 48% del total regional) y México (US$36.871 millones, que es 20% del total).

En el caso de Colombia, la IED el año pasado sumó US$11.352 millones, esto fue una caída de 18% frente a 2017.

El listado continúa con Argentina (US$11.873 millones, aumento de 3,1% con respecto a 2017), Panamá (US$6.578 millones, aumento de 36,3%) y Perú (US$6.488 millones, caída de 5,4%). Según indicó la Cepal, las entradas a Chile (US$6.082 millones) crecieron levemente (3,9%), pero, al igual que en 2017, los flujos de capital hacia el país se situaron claramente por debajo del promedio de la última década.

“Al analizar los diferentes componentes de la IED, se observa que la recuperación del dinamismo en 2018 no se fundamentó en el ingreso de aportes de capital, que sería la fuente más representativa del renovado interés de las empresas por instalarse en los países de la región, sino en el crecimiento de la reinversión de utilidades y de los préstamos entre compañías”, reza parte del estudio.

Durante la presentación de Bárcena se destacó a Corea como un país inversor. Se destacó que América Latina y el Caribe ha sido el destino de alrededor del 5% del total de las inversiones coreanas en el período 2007-2018. “El país asiático, que utiliza principalmente la modalidad de nuevos proyectos de inversión (greenfield), ha apoyado el desarrollo de manufacturas de alto valor agregado en la región, especialmente en la industria automotriz de México y Brasil”, precisaron.

Bárcena también aseguró que el panorama aunque no es tan positivo como lo esperado, es mejor que el escenario global donde la IED cayó 13% en 2018 y sumó US$1,3 billones, nivel más bajo desde 2009.

Mientras Europa registró una caída de US$212,000 millones y de América del norte US$11.000 millones.

 

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *