Press "Enter" to skip to content

Economía chilena cierra decepcionante primer semestre: PIB creció 1,8%


Un pobre primer semestre tuvo la economía chilena. Así lo ratificó esta mañana el reporte del Banco Central, el cual dio cuenta de una expansión del Producto Interno Bruto de (PIB) de 1,9% durante el segundo trimestre.

Dada la variación de 1,6% observada en enero-marzo, el resultado semestral se ubicó en 1,8%, cifra lejana al dinamismo de 5% de hace un año y también muy por debajo de las cifras oficiales previstas para el total de 2019, que bordean el 3%.

El repunte del PIB, aunque dentro de un cuadro de débiles cifras, provino del segmento minero, que creció 0,2% en el lapso abril-junio, en circunstancias que había inaugurado el año con una baja de 4,2%.

En el caso del Producto no minero, la situación fue prácticamente la misma del primer trimestre y mostró un alza de 2,1%.

Desde la perspectiva del origen, las actividades de servicios impulsaron a la economía, destacando los servicios personales y, en menor medida, los empresariales e inmobiliarios. Todos segmentos donde se observó un dinamismo superior al 3%.

En contraste, la industria manufacturera y la actividad agropecuario-silvícola cayeron en el período en 1,1% y 4,2%, respectivamente.

Inversión, la nota alentadora 

Si bien el PIB creció en el segundo trimestre impulsado por una demanda interna que avanzó 1,8%, al interior de este grupo hubo diferentes comportamientos.

La nota alentadora provino de la formación bruta de capital fijo -un claro indicador de la inversión en el país-, la cual apuró el tranco para expandirse 4,8%, es decir, mucho mejor que el 3,2% verificado en enero-marzo.

En cambio, el consumo se desaceleró desde un 3,2% a 2,3%, mientras el gasto gobierno evidenció un comportamiento del mismo tenor al pasar de 2,6% a 2,2%.

Más categórico, de todas formas, fue el deterioro que observó el comercio exterior chileno. De hecho, las exportaciones profundizaron su caída del primer trimestre -que fue de 2%- al ceder 3,2% en el segundo cuarto del año. Las importaciones dejaron atrás un alza de 1,4% y tropezaron 3,5% en abril-junio.

 

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *