Press "Enter" to skip to content

Cifra de exguerrilleros de Farc del cual se desconoce el paradero – Proceso de Paz – Política



Dos terceras partes de los excombatientes de las Farc no están en los espacios de reintegración dispuestos para ellos, pero eso no significa que estén en las disidencias. De hecho, solo del 9 por ciento de registrados se desconoce su paradero.

Esta es una de las principales conclusiones del informe ‘Las trayectorias de la reincorporación y la seguridad de los excombatientes de las Farc’, elaborado recientemente por la Fundación Ideas para la Paz.

Según el estudio, “el fenómeno de las disidencias comenzó a gestarse en medio del proceso de negociación en La Habana, con comandantes y facciones que tomaron distancia de lo que se estaba pactando”.

“Las motivaciones y orígenes de las disidencias son diversos. Si bien los factores económicos y criminales han jugado un papel muy importante en su surgimiento, también pesan los objetivos de tipo político y militar”, reza el informe de la fundación.

Dentro de los temas relacionados con la separación de exmiembros de las Farc del proceso de paz están las “dificultades” en la “adecuación” de las zonas de normalización, así como decisiones de algunos líderes de esa organización sobre expulsiones en sus filas.

“Se destaca, además, el mal manejo que los comandantes de las Farc le dieron a un sector importante de las milicias que no fueron reconocidas ante el Gobierno (…).
Situación similar vivieron los excarcelados de las Farc que llegaron al territorio; que la guerrilla no los reconociera generó malestar en estos sectores, algo que las disidencias aprovecharon para incorporarlos en sus filas y fortalecer así su capacidad militar”, dice Ideas para la Paz.

En este sentido, el informe destierra la hipótesis de que las disidencias son los mismos guerrilleros, pero con otro nombre.

“Si bien un porcentaje no determinado de las disidencias son excombatientes de las Farc, estas facciones han sido muy activas reclutando nuevos miembros y absorbiendo grupos criminales de poca envergadura que ya operaban en los territorios”, indica el estudio.

A la fecha, se han aprobado 24 proyectos productivos colectivos y cerca de 160 individuales, y 1.242 excombatientes (9,4 por ciento) han podido acceder a un proyecto

Crímenes

Sobre los asesinatos de excombatientes, un fenómeno lamentado por diferentes sectores, el estudio concluyó que hay varios fenómenos relacionados con estos crímenes.

Entre los principales están “los asuntos no resueltos entre las Farc y los actores legales e ilegales que continúan vigentes” y “la presión de facciones disidentes y organizaciones criminales a los excombatientes para que retomen las armas y retornen a la clandestinidad, que se traduce en represalias cuando no aceptan”.

El informe se presentó en momentos en que estaba llegando a su fin la vigencia de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) con el fin de avanzar en otros esquemas para el posconflicto.

“A la fecha, se han aprobado 24 proyectos productivos colectivos y cerca de 160 individuales, y 1.242 excombatientes (9,4 por ciento) han podido acceder a un proyecto. Adicionalmente, según la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), para abril de este año, 701 excombatientes se encontraban trabajando en la Unidad Nacional de Protección (UNP) y 29 más, en la misma ARN”, concluyó el análisis.

Dentro de las recomendaciones hechas por Ideas para la Paz está “desarrollar una estrategia de prevención del reclutamiento con énfasis en aquellas zonas donde los excombatientes están siendo presionados por organizaciones armadas ilegales” y “tomar las medidas necesarias para generar seguridad jurídica para los excombatientes de las Farc, fortaleciendo y respaldando a la JEP y avanzando en la implementación de lo pactado”.

POLÍTICA

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *