Press "Enter" to skip to content

El agotamiento laboral en el emprendedor


Comprende que no puedes hacer todo en el mismo instante y que el éxito es la suma de pequeños logros. Tus objetivos deben ser retadores pero alcanzables

El agotamiento laboral afecta a todas aquellas personas que desarrollan cualquier actividad formal, informal o en proceso de desarrollo. Lo más importante en este caso, es trabajar en que la actitud emprendedora, es decir, la creatividad, la innovación, el cambio y la evolución constante no se vean afectadas.

Construye objetivos y acuerdos claros:

Comprende que no puedes hacer todo en el mismo instante y que el éxito es la suma de pequeños logros. Tus objetivos deben ser retadores pero alcanzables. Si el objetivo es demasiado complejo y no lo logras, aparecerá la frustración y en consecuencia el agotamiento y la desmotivación. Estando los objetivos claros, los acuerdos con tu equipo y aliados deben ser medibles en términos de tiempo y resultados esperados, (quién lo hace, cómo lo hace, cuándo lo hace y cuál es el efecto esperado).

Aprende a delegar, no caigas en el síndrome del ‘todo poderoso’:

El emprendedor suele tener una idea clara de lo que espera y de aquello que quiere generar pero no sabe delegarlo, lo que lo lleva constantemente a asumir tareas y responsabilidades que limitan su capacidad de ver y actuar globalmente generando agotamiento y confusión con tareas que desconoce.

Reconoce la evolución:

La disposición a actuar se nutre de la calidad de tus emociones y pensamientos, ver el punto negro en la pared blanca, hace que te acerques a la perfección, pero agota. Debes aprender reconocer tus avances y mantener con estos un estado de disposición positivo a las posibles adversidades que se puedan presentar.

Aplica la trilogía de acciones del emprendedor:

La trilogía de acciones es un criterio para generar equilibrio en el crecimiento y evolución del emprendedor, una vida equilibrio que te protege de caer en agotamiento emocional y creativo.

La primera es Acciones de rutina son aquellas acciones que debes realizar día a día para mantener a flote tu modelo de emprendimiento (recuerda priorizar).

Las Acciones de avance son tareas que te permiten evolucionar en tu punto de vista y expandir la zona de impacto de tu modelo de emprendimiento.

Las Acciones de descongestión son todas aquellas acciones que te permiten salir de la rutina, descansar, oxigenar tus ideas y retomar fuerzas para continuar con el emprendimiento, desconéctate de la rutina.

Aplica el Modelo Pava. Prioriza, actúa, valida y avanza nuevamente:

Prioriza: Invierte tu energía en hacer lo realmente importante. No te agotes en acciones inicialmente irrelevantes para las cuáles podrías pedir ayuda. Haz eso que le permite a tu idea o proyecto, avanzar y estar un paso más cerca de tu visión del éxito.

Actúa: El exceso de análisis genera parálisis. Cuando analizas durante mucho tiempo una idea o un plan de acción, seguramente terminarás confundido entre tantas posibilidades y se te dificultará escoger una de ellas. En el emprendimiento, lo excelente es enemigo de lo bueno.

Valida: Es necesario incluir en tu día a día espacios de tiempo para parar, analizar los avances que has tenido, los aprendizajes que has recopilado y las nuevas posibilidades que podrías generar. Si no paras a respirar, tarde o temprano te quedarás sin aire y podrás caer en el agotamiento.

Avanza: Debes aprender a soltar para no cargar demasiadas prioridades en tu cabeza. Si llegas a un punto donde no encuentras como avanzar con una tarea, ve al siguiente punto en tu lista de prioridades y continúa avanzando.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *