Press "Enter" to skip to content

Duque agradece apoyo en primer paso para activar tratado para Venezuela


La afirmación del presidente se da luego de que doce países de América activaran pacto militar ante “amenaza” en Venezuela.

Kevin Steven Bohórquez Guevara – kbohoquez@larepublica.com.co

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, agradeció a los once países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), por el apoyo que le brindaron a Colombia para dar el primer paso para activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), por el riesgo que representa Nicolás Maduro como gobernante de Venezuela para la estabilidad de la región.

La decisión de la OEA fue apoyada por Colombia que, en cabeza del canciller Carlos Holmes Trujillo, denunció que Nicolás Maduro está ayudando a los grupos armados colombianos para atentar contra el país, Brasil, Argentina, Chile, El Salvador, Estados Unidos, Haití, Guatemala, República Dominicana, Paraguay y Venezuela, representada por el presidente interino Juan Guaidó.

Los cancilleres de los doce países se reunirán al finalizar septiembre, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, para revisar el tratado y decidir qué medidas se adoptarán con relación a Venezuela, considerada como una amenaza a la seguridad de la región.

Entre las decisiones que se pueden tomar en el marco del documento están acciones de bloqueo económico, romper relaciones diplomáticas o bloquear el transporte aéreo y naval hacia Venezuela. También se puede recurrir a acciones militares.

Ante la OEA, el canciller colombiano denunció que el Gobierno de Nicolás Maduro es aliado tanto del nuevo grupo armado conformado por ‘Iván Márquez’ y ‘Jesús Santrich’, como del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otros grupos ilegales para actuar contra el Estado colombiano.

“Alias Iván Márquez, alias Santrich y los nuevos residuales utilizan Venezuela y son protegidos en ella. Déjenme recordarles que no se trata del nacimiento de una nueva guerrilla, se trata de fugitivos perseguidos por la justicia que se colaron para evitar investigaciones y condenas que seguramente habrían recibido por parte de la justicia. Se escaparon para tratar de evitar la extradición a los Estados Unidos”, dijo el Canciller.

Según Trujillo, desde hace varios años alias Márquez y Rodrigo Granda (miembro del consejo político de las FARC), mantenían relaciones clandestinas en Venezuela para definir estrategias para denunciar supuestos incumplimientos del Gobierno colombiano en el acuerdo de paz.

Dijo que también se reunían para estudiar cómo recuperaban bienes de la antigua guerrilla de las FARC en Venezuela y hacían encuentros con actores afines al proyecto de radicalización del régimen.

El Canciller aseguró que en los encuentros se hablaba de la creación de bloques políticos, de apoyos de tropas y entrenamientos a milicias del ELN y de los Grupos Armados Organizados residuales (GAOS).

Con relación a los disidentes de las FARC, el funcionario aseguró que en las reuniones hablaban de la protección por parte del Gobierno de Maduro a través de traslados y cambios de identificación en caso de que estos no recibieran beneficios de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

“Se está produciendo un fenómeno de consolidación de nexos con autoridades venezolanas. Esos grupos residuales mantienen vínculos con las autoridades locales y regionales que les facilitan, como es natural, actividades logísticas, económicas y de control social”, puntualizó el Canciller.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *