Press "Enter" to skip to content

La huella ambiental que también generan las patinetas eléctricas en las calles


Según un estudio de la universidad de North Carolina, si los scooters duraran dos años bajarían 30% las emisiones por milla y serían la opción más limpia el 96% en movilidad

Laura Fernanda Bolaños R. – lbolaños@larepublica.com.co

Un recorrido en un medio de transporte que no incluya altos contaminantes para el ambiente puede ser una acción individual en la lucha por mitigar el cambio climático. Además, se ayudaría a la salud de la población ya que según una investigación del Instituto Nacional de Salud (INS) por la mala calidad del aire y el agua cada año en Colombia ocurren 17.549 muertes, generando unos costos que ascienden los $12 billones.

Es por eso que soluciones como carros eléctricos, a gas y patinetas con baterías eléctricas, ahora son una de las principales formas de transportarse en la ciudad.

No obstante, aunque se podría creer que las llamadas scooters son una buena forma de contribuir al cuidado ambiental, esto no ocurre en todos los casos. Una investigación realizada por la Universidad Estatal de Carolina del Norte dio a conocer que las patinetas eléctricas están reemplazando viajes que se harían de forma más sostenible como los que se realizan en bicicleta o en transporte público.

En el informe se detalla que estos monopatines que funcionan con baterías recargables, aunque no tengan algún tipo de emisión visible, si generan contaminación al momento de su fabricación, distribución y el mismo momento de carga.

En la investigación se incluyeron estudios de materiales primarios, secundarios, de transporte y de carga para la fabricación de las partes.
Dentro de los elementos contaminantes, en materiales primarios de fabricación, se incluyen aluminio, el cargador, motor eléctrico, luces LED, plásticos que se usan en el cuerpo de la patineta, el recubrimiento de la pintura en polvo, caucho, acero y alambrado.

Pero ¿cuáles son las cifras que detallan que este elemento puede llegar a ser casi igual de contaminante que otros medios de transporte con combustibles fósiles?

Joseph Hollingsworth, Brenna Copeland y Jeremiah Johnson afirmaron que “generalmente producen más emisiones de gases de efecto invernadero por milla de pasajero que un autobús diesel estándar con gran cantidad de pasajeros, un ciclomotor eléctrico, una bicicleta eléctrica, una bicicleta o una caminata”.

Y la preocupación viene de que a pesar de que este medio de transporte produce casi la mitad de las emisiones de dióxido de carbono de las que genera una carro tradicional (200 gramos de CO2, frente a 415 gramos por milla), solo está reemplazando estos viajes en 34% de los casos. Y en cambio está reemplazando viajes que se considerarían más limpios, como las caminatas, en el resto de las ocasiones.

Jeremiah Johnson, uno de los investigadores, explicó que “aproximadamente dos tercios de las veces, los paseos en scooter generan más emisiones de gases de efecto invernadero que su alternativa”.

Por esto, agregaron que el punto clave para bajar las emisiones sería extender la vida útil de las patinetas pues, según el estudio, el que estas herramientas de movilidad duren dos años, en vez de unos meses, reduciría las emisiones en 30% por milla, generando ahí sí que 96% del tiempo las patinetas fueran la opción más ecoamigable y limpia con el ambiente.

Al preguntar por los componentes y la solución se explicó que alargar la vida útil ayudaría ya que el impacto de la carga de este medio de transporte no es tan alto, como hablar de sus materiales de fabricación. Como explicó Kenneth Ochoa, director de ingeniería ambiental de la Universidad de El Bosque, según “la Red Iberoamericana de Análisis de Ciclo de Vida, el medio más sostenible depende de diferentes variables. Si el desplazamiento es de dos a cuatro kilómetros, lo ideal es caminar; y luego por escalafones se van dando bicicleta, bicicleta con asistencia, eléctricas, patinetas, carros eléctricos, híbridos, carros de combustión tradicional. Cuando se analizan las emisiones por individuo (y teniendo en cuenta el ciclo de vida), si es verdad que las mediciones cambian, y es lo que están empezando a ver varios países”.

El aporte de las marcas
Aunque este estudio arrojó estos resultados, las marcas de patinetas eléctricas que hacen presencia en el país también destacaron los aportes que hacen específicamente en Colombia.

Juan José Acosta, director general Voom Colombia, señaló que buscan transformar la micromovilidad en las ciudades ya que “los viajes de scooters eléctricos emiten 42 veces menos CO2, en comparación con viajes realizados en automóviles. Conducir autos particulares genera 30,4 toneladas de CO2 y los scooters eléctricos usados emiten menos de una tonelada a la atmósfera. Un viaje de unos dos kilómetros de distancia realizado en scooter eléctrico supone un ahorro promedio aproximado de 371 gramos de CO2”.

Adicional a esto también hacen acciones de apoyo al cuidado ambiental, por ejemplo: en la región transportan 90% de nuestros patinetes en “triciclos” o vehículos pequeños de carga impulsados por bicicletas o motocicletas; y también buscan apoyar programas de reciclaje y recolección de residuos electrónicos.

Por su parte, Santiago Hernández, country manager de Grin Colombia, afirmó que desde su llegada al país han “ahorrado más de 700 toneladas de CO2 y a nivel regional la cifra llega a 3.900 toneladas. Y debe ponerse de presente que la mayoría de los materiales de las baterías de litio pueden ser reutilizados”.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *