Press "Enter" to skip to content

Las reservas internacionales venezolanas caen por debajo de US$1.000 millones


Ya se encuentran en un mínimo de 30 años

Las reservas internacionales de Venezuela, que ya se encuentran en un mínimo de 30 años, han alcanzado un nuevo hito sombrío a medida que la cantidad de activos líquidos cae por debajo de US$1.000 millones en medio de sanciones económicas paralizantes.

El banco central de Venezuela ahora solo tiene alrededor de US$800 millones en efectivo y otros US$200 millones adicionales en otros activos líquidos, según tres personas con conocimiento del balance del banco. Si bien el país tiene alrededor de 73 toneladas de oro en bóvedas locales, su venta se ha vuelto cada vez más difícil en medio de los esfuerzos de EE.UU. para cortar Nicolás Maduro de una red global de compradores, bancos e intermediarios.

Las reducidas arcas marcan un nuevo mínimo para Venezuela, donde una crisis económica enraizada en el colapso de su importante industria petrolera se ha exacerbado por las amplias sanciones de Estados Unidos que han alejado al país de los mercados internacionales de capital. La escasez de efectivo podría amenazar la capacidad del régimen de Maduro para continuar con los programas de subsidios a los alimentos, importar productos básicos y mantener el apoyo de altos funcionarios militares.

Los funcionarios de prensa del banco central de Venezuela no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Una parte significativa del oro de Venezuela, 32 toneladas por un valor aproximado de US$1.600 millones, permanece en Londres después de que el Banco de Inglaterra declinara múltiples solicitudes de Maduro para repatriar el oro. Si bien el banco central es independiente, el gobierno del Reino Unido no reconoce a Maduro como el líder legítimo del país y dice que su régimen no debería tener acceso a activos en el extranjero.

Las reservas totales cayeron US$832 millones este mes a US$6.110 millones, el nivel más bajo desde julio de 1989. La caída se debe en gran medida a los recortes en las tenencias de efectivo del yuan chino, dijo una de las personas.

Las reservas también incluyen alrededor de US$400 millones de derechos especiales de giro que están detenidos en el Fondo Monetario Internacional, que también ha excluido a Venezuela. El país ya había reducido sus tenencias de DEG de casi US$1.000 millones en marzo de 2018.

El líder de la oposición, Juan Guaidó, ha sido reconocido por más de 50 países como el presidente legítimo de Venezuela desde principios de 2019, y las sanciones que han separado a Maduro del sistema financiero global son parte de los esfuerzos para derrocar a su administración.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *