Press "Enter" to skip to content

Jorge Enrique Robledo dice que no va estatizar la economía colombiana – Congreso – Política



El senador por el Polo, Jorge Enrique Robledo, parece tener dos cosas claras: que su aspiración presidencial será construida bajo un “gran pacto nacional” y que llegará “hasta el final” en el camino presidencial que comenzó a construir con el anuncio del fin de semana.

Robledo habló con EL TIEMPO sobre por qué decidió separarse de Sergio Fajardo, a quien respaldó en las presidenciales de 2018, y acerca de sus diferencias ideológicas con Gustavo Petro, los otros dos nombres que han sonado dentro de los sectores alternativos del país.

“Yo estoy presentando mis puntos de vista. Ese es mi trabajo. Mi candidatura no consiste en dedicarme a comparar con otros. Va a haber varias opciones y cada ciudadano tomará la decisión que desee”, dijo.

(Le puede interesar: ¿Por qué Robledo lanzó desde ya su candidatura presidencial?)

¿Qué lo motivó a lanzarse en esta aspiración presidencial?

Las elecciones de 2022 comenzaron desde 2018. Lo que hago es reconocer esa realidad y presentar mi nombre como una opción y lo presento porque estoy convencido de que las ideas que tengo son capaces de constituir un gran pacto nacional, el más diverso socialmente hablando que se haya hecho en la historia de Colombia, y a través del cual espero ganar la jefatura del Estado en la segunda vuelta de las elecciones de 2022 con el nombre mío. Lo que he hecho es anunciar ese propósito y ahora viene un trabajo de dos años y medio para que esa realidad se configure.

¿Ese gran pacto nacional que usted dice sería alrededor de qué ideas?

Diría que hay unas cuantas ideas: la primera, cero tolerancia con la corrupción. La segunda, crear empleo, crear empleo y crear empleo y crearlo de buena calidad entre los jóvenes, principalmente. Eso no se puede hacer si no se crea riqueza, se crea riqueza y se crea riqueza. ¿Entre quienes?, entre quienes la crean a pequeña escala, mediana y los mayores también, es decir, toda una operación de empujar la economía nacional. Esto con un fuerte respaldo del sector financiero a este proceso de crear riqueza. Salud y educación como derechos, cuidados ambientales, defensa del proceso de paz, y lucha contra la violencia. Ahí podríamos mencionar aspectos principales de la propuesta, pero por supuesto que el pacto nacional incluye construir ese programa, porque nos uniríamos sería en torno a unas ideas que realizaríamos bajo mi dirección desde la jefatura del Estado.

Hay quienes dicen que la suya es una aspiración prematura, ¿qué opina al respecto?

No, creo que no. Esto lo pensamos con mucha tranquilidad y creemos que es lo que en mi caso debería hacer, porque las otras campañas ya empezaron. En este momento no voy a arrancar con la campaña electoral, lo que estoy haciendo es un anuncio, que los colombianos sepan que mi nombre va a estar como una opción. Hay una serie de trámites que hay que hacer para concretar esa opción en el entendido de que voy hasta el final. Lo único que me puede sacar del propósito de ser Presidente de la República es un resultado electoral.

Las elecciones de 2022 comenzaron desde 2018. Lo que hago es reconocer esa realidad y presentar mi nombre como una opción

¿No cree que esa aspiración suya y la de Gustavo Petro podrían fragmentar a la izquierda?

La idea de los rótulos yo la tengo descartada. Eso ya no funciona. Yo no me caso con ninguno de los rótulos que se utilizan en Colombia, porque los rótulos se han utilizado para tomar decisiones que yo no comparto. Lo otro es que el senador Petro ya es candidato presidencial, eso es obvio. Se sabe que yo no voté por él en las elecciones del 2018 porque tengo grandes desacuerdos con él y él está encabezando un proyecto y este es otro. Él hizo todo lo posible para que Claudia López no fuera alcaldesa de Bogotá, cosa que a mi juicio es un error bien grave. Yo acompañé a Claudia López y ahora él se le ha declarado en oposición de una manera desmedida, mientras que yo estoy respaldando la alcaldía de Claudia López, que lo está haciendo muy bien.

Además de la alcaldía Claudia López, ¿qué otro tema lo distingue a usted de Gustavo Petro?

Yo estoy presentando mis puntos de vista. Ese es mi trabajo. Mi candidatura no consiste en dedicarme a comparar con otros. Va a haber varias opciones y cada ciudadano tomará la decisión que desee. Yo voy a hacer mis propuestas y agregó algo: no voy a estatizar nada de la economía colombiana, creo que el Estado debe respaldar el aparato productivo, pero estamos en una economía de mercado, vale la pena hacer esa precisión, entonces vamos viendo cómo evolucionan las cosas y que cada quien dé su punto de vista.

Usted estuvo en la Coalición Colombia que apoyó a Sergio Fajardo en 2018, ¿por qué decidió tomar distancia de él?

El acuerdo que hicimos para la primera vuelta de las presidenciales terminó porque desapareció el objeto. Desde ese momento cada uno de los sectores que estuvimos respaldando a Fajardo quedamos en libertad de tomas las respectivas decisiones. Él tiene una decisión tomada que es presentar también su nombre. Seguramente los ‘verdes’ van a tomar decisiones en este mismo sentido y yo estoy tomando las mías. Cada quien toma las suyas y ya veremos cómo evolucionan las cosas.

¿Sus ideas para ese gran pacto nacional son muy distintas de las de Fajardo?

Son las mías y él enfatizará en las de él y los colombianos escogerán. Ya veremos cómo avanza el proceso del pacto nacional. Hacer futurología y a dos años y medio… Algún día le escuché decir a un expresidente que en Colombia que un año en política es una eternidad. Faltan dos años y medio, es difícil que yo pueda adivinar cómo van a evolucionar las circunstancias.

En 2018, Robledo integró la Coalición Colombia, junto a Claudia López y con la que respaldaron la aspiración presidencial de Sergio Fajardo.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

¿Cuál va ser el siguiente paso para construir este gran pacto nacional que usted está proponiendo?

Hay un paso que se viene que tiene que ver con decisiones dentro del Polo. Esto no va a ser un proyecto cerrado, excluyente. Pertenezco al Polo y una de las cosas que se viene es tramitar esto en el entendido de que aspiro a ser el candidato del Polo sobre el criterio de que vamos a adelantar mi candidatura con un pacto nacional. Ese es uno de los pasos que tampoco es para mañana, eso también es un proceso que habrá que adelantar.

Si eventualmente el Polo ni avala su aspiración, ¿estaría dispuesto a irse por firmas?

Tengo embolatada la bola de cristal, el turbante y la bata vinotinto. Sigo insistiendo en que me cuesta trabajo adivinar el futuro.

POLÍTICA

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *