Press "Enter" to skip to content

Néicer Lozano, jugador de Piratas, salió de la clínica con la bala en su cuerpo – Otros Deportes – Deportes



Luego de ser sometido a varios exámenes, el jugador de baloncesto del equipo Piratas de Bogotá Néicer Lozano abandonó la Clínica Nueva, pero con un proyectil de arma de fuego en su cuerpo, tras el atraco del que fue víctima el viernes pasado.

Lozano, como a las 9 de la noche de ese día, caminaba por el barrio Encanto cuando fue abordado por tres motociclistas, que lo encañonaron. Le pusieron un revólver en la frente y otro en la espalda.

El jugador de 1,98 metros reaccionó, se defendió, logró quitarse el arma de la cabeza, pero en retaliación recibió un disparo por la espalda.

Los médicos indicaron que el jugador de Piratas, que también ha prestado sus servicios a Cimarrones de Chocó y Búcaros, tiene una herida en el brazo izquierdo. El proyectil hizo un recorrido por su cuerpo, le fracturó dos costillas, pero no salió.

“Nos dieron salida y vamos para la casa. La bala quedó en el cuerpo, pero debe someterse a más exámenes para conocer si se le puede extraer”, le dijo a EL TIEMPO Paola Murillo, su esposa.

De 27 años, Lozano deberá volver con los resultados de los exámenes en los próximos días para que los médicos decidan qué hacer con el proyectil.

“La bala no está en un mal sitio, no perjudicó a órganos vitales y la vida de Néicer no corre peligro, pero en los próximos días con los resultados se tomará una decisión”, agregó Murillo.

Deportes

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *