Press "Enter" to skip to content

Las personas con trastornos de sueño son menos productivas en actividades laborales


Estudios revelan que quienes no duermen bien o de manera confortable tienen una pérdida de rendimiento de entre 34,7% y 54,6%

Heidy Monterrosa – hmonterrosa@larepublica.com.co

Diferentes estudios han demostrado que las personas que sufren de algún tipo de trastorno del sueño, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es 40% de la población de los países occidentales, tienen un bajo desempeño laboral.

Un estudio publicado por la revista ScienceDirect encontró que las personas con trastornos de sueño tienen una pérdida de productividad de entre 34,7% y 54,6%. Además, la tasa de absentismo entre los trabajadores con estas condiciones es de 29,8% a 44,5%.

Por la falta de sueño, se da el presentismo laboral, que se refiere a que los empleados están en el lugar físico de trabajo, pero su mente está en otros asuntos intentando combatir la fatiga.

Así mismo, en un trabajo realizado por el departamento de Medicina del Trabajo de PrevenControl y la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut de la Universitat de Barcelona se encontró que una alteración en la calidad del sueño puede incrementar el riesgo de sufrir un accidente de trabajo un 225%.

Cabe señalar que en el estudio ‘The cost of poor sleep’, del American College of Occupational and Environmental Medicine, se calculó que una empresa pierde al año US$1.967 por cada trabajador con un trastorno del sueño no diagnosticado.

Danilo Sánchez, médico especialista y vocero científico del Grupo Espumados, destacó que un buen día inicia la noche anterior, pues si no se ha dormido bien, al despertar se experimentarán síntomas que van desde sensación de cansancio, dolores musculares y de cabeza, somnolencia, irritabilidad y hasta de disfunciones sexuales.

“Lo anterior se verá reflejado en el desarrollo de las actividades diarias como trabajo, estudio y en general en la forma en que nos relacionamos con los demás”, explicó.

Para lograr un descanso reparador, la Sociedad Española del Sueño recomienda que se establezca un horario regular para acostarse y levantarse. Si se hacen siestas, se aconseja que estas no duren más de 45 minutos.

Por otro lado, se recomienda evitar la ingesta de alcohol y fumar cuatro horas antes de acostarse, así como consumir comidas picantes, pesadas o con mucho azúcar. Igualmente, se sugiere no consumir cafeína (que está presente en el café, el té, el chocolate, entre otras bebidas) seis horas antes de irse a dormir.

Es importante realizar ejercicio con frecuencia, pero nunca justo antes de acostarse, y eliminar al máximo el ruido y la luz de la habitación. Además, la temperatura debe ser adecuada para dormir y la habitación debe estar bien ventilada. También se recomienda dormir en una cama confortable.

“La elección de la almohada y el colchón no se debe tomar a la ligera, pues allí se permanece cerca de la tercera parte de la vida”, dijo Sánchez.

Por último, se sugiere que el cuarto no se utilice como espacio de trabajo o de recreo.

Estas son las causas de la falta de descanso y sueño, según la UAM
De acuerdo con la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, entre las razones por las que las personas no descansan están: sistemas de trabajo donde tienen que rotar turnos (se calcula que por cada hora corrida en los horarios habituales de descanso se necesitan 12 horas para adaptarse), la exposición a pantallas de gadgets antes de dormir, las deficiencias en la respiración y hasta el sobrepeso.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *