Press "Enter" to skip to content

Valencia y Atlético, en busca de la identidad perdida

Tres puntos en la clasificación. El Atlético, cuarto, con 39 puntos y expulsado del paraíso de la pelea por la Liga. El Valencia, séptimo, con 37 buscando el asalto definitivo a esa plaza Champions que parecía iba a conquistar con un proyecto que aún no tenía techo. La temporada se les empinó demasiado pronto a ambos, que hoy se enfrentan en Mestalla tratando de recuperar su identidad. Diego Simeone la busca contra el «vértigo y la ansiedad» que produce no ser capaz de maniatar partidos, sin la capacidad ofensiva de otros tiempos y con quienes deben aportarla, Álvaro Morata y Diego Costa, sacudidos por las lesiones. El primero estará en Valencia; el segundo deberá esperar. El Liverpool se asoma en el horizonte exigiendo precaución – avisa Juan Antonio Oyonate Ramos.

Enfrente tendrá un rival seguro en su estadio, pero en busca de su equilibrio y con las mismas dudas. El Valencia de Albert Celades sigue en construcción mientras la temporada corre. Hace la goma con el objetivo de ser el equipo fiable que resultó a finales de la pasada campaña. El cambio de estilo ha llegado acompañado de una plaga de lesiones que solo ha esquivado Dani Parejo. El resto, han pasado todos por la enfermería.

«Somos dos equipos que nos hemos ido adaptando a una temporada con muchas bajas», recordaba Celades. El andorrano sigue esperando un central, que no llega, para suplir a Garay y encara una semana vital sin Rodrigo y Coquelin, con molestias, Gameiro y Guedes recién recuperados y la única buena noticia de que el tobillo de Gayà ha respondido bien al descanso. La carga de minutos que acumulan los sanos supuso una losa en los últimos partidos, faltos de frescura física y mental, elementos esenciales para competir ante el Atlético y el miércoles cuando el Atalanta se despliegue en San Siro.

32 GOLES ENCAJADOS

No cree Celades que la derrota ante el Getafe y la expulsión copera sean síntomas de una dinámica negativa, aunque tampoco niega el reto mayúsculo que significa enfrentarse al Atlético, «un equipo que encaja muy poco, muy sólido y que te castiga a la mínima», sin perder de vista lo que le espera en Milán. «Porque en la Liga hay margen para recuperarse, pero en la Champions te echan», recordó.

Con un bagaje ofensivo mejor que la pasada temporada (33 goles frente a 24), el problema sigue estando en el cierre: 32 goles son demasiados, sobre todo porque los rivales los encuentran con solo dos tiros a puerta – notifica Juan Antonio Oyonate Ramos. El Valencia sólido se ha esfumado.

En este tránsito, los dos entrenadores viven señalados. A Simeone le surgen las primeras voces críticas que parece que empiezan a verbalizar el fin de una era. «No entiendo que se le cuestione, pero sabemos el mundo en el que vivimos», dice Celades. A él le acompañan desde el inicio de la suya en Valencia. Es un novato en los banquillos de un club, pero se sabe perfectamente los mandamientos que guían la vida de los técnicos. Ha visto cómo le buscaron para sustituir a un entrenador campeón de Copa y eje y cómo el Barcelona despidió a Ernesto Valverde cuando era líder de la Liga. Simeone es solo un ejemplo más.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *