Press "Enter" to skip to content

Economía alemana podría contraerse 5,4% este año debido al brote del coronavirus


Alemania está virtualmente en cuarentena, con más de 57.000 personas infectadas y 455 muertes por el virus

El brote de coronavirus llevará a Alemania a una recesión en la primera mitad de este año y podría resultar en que la producción de la mayor economía de Europa se contraiga hasta un 5,4% este año, dijo el lunes el consejo de asesores económicos de Berlín.

Alemania está virtualmente en cuarentena, con más de 57.000 personas infectadas y 455 muertes por el virus. Las escuelas, el comercio, los restaurantes e instalaciones deportivas han cerrado y muchas empresas han detenido su producción para ayudar a desacelerar la propagación de la enfermedad.

El panel, que asesora al Gobierno en materia de políticas económicas, dijo no obstante que su escenario de referencia -en el que la situación económica se normalizaría durante el verano boreal- es que la economía alemana se contraiga un 2,8% este año antes de crecer potencialmente un 3,7% el año que viene.

Los asesores dijeron que una curva de recesión en forma de “V” más marcada, con paradas generalizadas de la producción o medidas de salud pública más duraderas, podría hacer que la economía se contraiga un 5,4% este año antes de crecer un 4,9% en 2021.

“El brote de coronavirus ha detenido la incipiente recuperación”, dijeron los asesores en un informe que entregaron al gobierno el pasado 23 de marzo y que se ha hecho público el lunes. “La economía alemana se contraerá significativamente en 2020”.

Otros han sido más pesimistas. El Instituto Ifo de Investigación Económica dijo que la producción podría caer hasta un 20% este año y el Instituto Económico Alemán dijo que podría contraerse un 10%.

El Parlamento suspendió la semana pasada un límite al endeudamiento consagrado en la Constitución de Alemania y aprobó un paquete de estímulo por más de 750.000 millones de euros (831.600 millones de dólares) para ayudar a lidiar con las consecuencias económicas.

Datos publicados la semana pasada mostraron un panorama sombrío, luego de que la confianza de las empresas alemanas y la actividad del sector privado cayeron a sus menores niveles desde la crisis financiera global de 2008-2009. Casi una de cada cinco compañías alemanas se ve en riesgo grave de insolvencia.

Varios grupos de expertos y políticos han dicho que Alemania debe garantizar que su cuarentena no paralice la economía, pero la canciller Angela Merkel dijo el fin de semana que no hay que aliviar muy rápido las restricciones.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *