Press "Enter" to skip to content

Eln dice que por coronavirus suspenderáataques – Proceso de Paz – Política



En un comunicado colgado en su página web, el Ejército de Liberación Nacional (Eln) decidió  suspender ataques por mes, a partir del 1 hasta el 30 de abril, ante la emergencia que enfrenta Colombia por el nuevo coronavirus.

La guerrilla explicó que el cese es “activo” porque se reserva el derecho a defenderse ante los ataques de lo que denominó “fuerzas estatales” (tropas regulares, paramilitares y bandas del narcotráfico), por lo que hizo un llamado al Gobierno Nacional “para que ordene el acuartelamiento de sus tropas”.

En un comunicado, el Eln también hizo una serie de peticiones al Gobierno Duque, entre ellas, que se reúna con la delegación de diálogo de esa guerrilla en La Habana (Cuba) “para concertar un cese bilateral al fuego y temporal”, debido a que para estas gestiones “es conveniente contar con la presencia de los países garantes”.

Esa guerrilla fue enfática en aclarar, además, que está en desacuerdo con las decisiones tomadas por el presidente Duque para detener la propagación del virus.

(Le puede interesar: Felipe Torres y Francisco Galán serán nombrados promotores de paz)

Este anuncio llega días después de que un grupo de activistas políticos enviaran una carta a la comandancia del Eln solicitándole decretar un cese unilateral del fuego como gesto de paz para el día nacional de las víctimas del conflicto armado, que se conmemora el martes 9 de abril.

La misiva fue firmada, entre otras personas, por los exjefes negociadores del Gobierno Frank Pearl y Mauricio Rodríguez; los senadores Roy Barreras e Iván Cepeda; el exvicepresidente Humberto de la Calle; el presidente del Partido FARC, Rodrigo Londoño, entre otras personalidades públicas y activistas de derechos humanos.

Este domingo fuentes diplomáticas le confirmaron a este diario que el Eln atendería este llamado, que también hicieron la ONU y el papa Francisco, para que el país se pueda concentrar en atender la emergencia de salud pública que implica la pandemia.

Justamente este domingo, durante su bendición semanal, el papa pidió que “detengan todas las formas de hostilidad belicosa y favorezcan la creación de corredores para la ayuda humanitaria, los esfuerzos diplomáticos y la atención a aquellos que se encuentran en situaciones de gran vulnerabilidad”.

Este llamado también lo había hecho Francisco Galán, quien hasta hace más de 10 años fue líder del Eln.

“Le pido al Eln que en un acto de humildad y grandeza declare un cese indefinido al fuego, únanse al llamado que hizo el secretario general de la ONU António Guterres y liberen al país del miedo a la guerra, al menos por estos tiempos de emergencia”, manifestó Galán.

(Lea también: Eln liberó a tres personas que estaban secuestradas en el Cauca)

El grupo guerrillero ya había tenido algunos gestos esta semana al liberar, primero, a tres secuestrados en Guapi, Cauca, el pasado jueves; y al otro día, a la señora Derly Díaz Delgado, quien permanecía en manos de esta organización ilegal desde el pasado 13 de marzo, al ser señalada como informante del Ejército.

Los cuatro liberados fueron entregados a delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Luego del atentado a la Escuela de Policía General Santander, el Gobierno Nacional suspendió de manera indefinida los diálogos de paz que se desarrollaban con el Eln. Una de las condiciones para retomar las negociaciones era un cese unilateral al fuego y de hostilidades. Sin embargo, este grupo desatendió en múltiples oportunidades este llamado.

“No es momento para que ningún grupo armado ilegal obstaculice la labor del Estado y la presencia del Estado en cada rincón de este país. La seguridad alimentaria, la necesaria movilidad de los campesinos es un imperativo en este momento”, aseguró ayer el comisionado de Paz, Miguel Ceballos.

Justamente, en aras de garantizar la estabilidad en algunas regiones,

No es momento para que ningún grupo armado ilegal obstaculice la labor del Estado y la presencia del Estado en cada rincón de este país

Lo que pretende el Gobierno es que ellos contribuyan con su conocimiento y experiencia en la estructuración de estrategias y acciones para la construcción de paz, la convivencia y la reconciliación.

Tanto Torres como Galán desde que salieron de la guerrilla han estado trabajando en procesos que contribuyan a poner fin al conflicto no solo con el Eln, sino con otros grupos al margen de la ley.

En el caso de Galán, quien fue detenido a finales de febrero por un secuestro masivo del Eln, la resolución del Ejecutivo pide que se le levante la orden de captura a fin de que pueda cumplir con su nueva tarea.

Ambos tendrán que presentar mensualmente un informe al Gobierno sobre el desarrollo de sus actividades.

Si bien en este momento no hay un espacio de diálogo abierto con los elenos, para el Gobierno es clave avanzar en la construcción de procesos que generen tranquilidad en la región y que faciliten la implementación de los acuerdos y generar gestos de voluntad de paz.

POLÍTICA y ELTIEMPO.COM

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *