Press "Enter" to skip to content

Universidades cambian proceso de admisión para segundo semestre sin las Pruebas Saber


Se evalúa la creación de exámenes de admisión propios, el ingreso directo desde colegios con altos puntajes, entrevistas y la aceptación de exámenes internacionales

Laura Lucía Becerra Elejalde – lbecerra@larepublica.com.co

Hace 40 años se reglamentaron en Colombia los exámenes de Estado para ingresar a la educación superior (antes examen Icfes, hoy pruebas Saber), requisito fundamental para pasar del colegio a la universidad. Este semestre, esas pruebas para las instituciones de calendario B iban a llevarse a cabo el 15 de marzo, pero se cancelaron justo antes del inicio de la cuarentena decretada a causa del Covid-19.

Todavía no se sabe cuándo se harán, pero la ministra de Educación, María Victoria Angulo, ya adelantó que serán después del 31 de mayo, por lo que anunció que emitirá un decreto que flexibilizará el proceso de acceso a la educación superior en el segundo semestre, con lo que las universidades ya están ajustando sus sistemas de admisión, que para 2020-II se realizarán sin los resultados de las pruebas Saber.

“Los Andes dependía mucho de la prueba Saber 11. Para nosotros los criterios de admisión tradicionalmente estaban basados por punto de corte de la prueba exclusivamente y anunciamos decisiones que se pueden dividir en tres partes”, indicó el rector, Alejandro Gaviria.

En primer lugar, la universidad anunció que se hará admisión directa a estudiantes de 61 colegios, en 10 ciudades del país, instituciones cuyo promedio de las pruebas Saber de los últimos tres años se ubica por encima del puntaje de corte de la institución de educación superior. “Es una respuesta pragmática, hicimos un análisis de los colegios que tienen un promedio alto y una dispersión baja y los aceptamos de manera directa en la universidad, los que históricamente habían pasado casi todos sus estudiantes, o el 95%, los recibimos a todos”, dijo Gaviria.

En segundo lugar, podrán ingresar personas con examen del Icfes desde agosto de 2015, o exámenes internacionales, o que hayan sido admitidos en el Grupo 1 de la U. Nacional en los últimos tres años o a universidades internacionales en las primeras 100 posiciones del ranking QS, Times Higher Education o Shanghai.

Como tercera medida, Gaviria dijo que van a hacer una prueba virtual que están diseñando. Ese examen evaluará habilidades de lectoescritura, análisis crítico, y razonamiento cuantitativo. Para medicina y música harán pruebas específicas virtuales.

En el caso de la U. del Rosario, por el contrario, el principal criterio de ingreso serán entrevistas. “Hemos tomado la decisión de que para los programas de pregrado y posgrado estamos realizando un ejercicio de entrevista en la cual podemos realizar un encuentro entre los directores de programa y los jóvenes que van a ingresar. Somos totalmente flexibles con respecto al Icfes”, dijo Alejandro Cheyne, rector de la institución.

Esta medida también la adoptó la U. Javeriana, que hará sus valoraciones del desempeño académico, a partir de las notas del colegio, y con entrevistas personalizadas y virtuales, y en el caso de medicina, a los candidatos se aplicará una prueba especial. “La universidad tomó la determinación de fortalecer sus procesos de admisión, que son flexibles, de manera que no se consideran los resultados de la Pruebas Saber 11”, aclaró Luis David Prieto, el vicerrector a académico.

La U. Eafit también propone tener presentes las calificaciones del colegio como base de las admisiones. “Estamos esperando una autorización del Ministerio y pensamos que lo más lógico podría ser una moratoria, que se les permita presentar pruebas postmatrícula en el segundo semestre”, dijo Juan Luis Mejía, rector de Eafit.

Por su parte, Francisco Piedrahita, rector del Icesi, dijo que las “entrevistas y calificaciones van a jugar un papel importante”, y que tienen una serie de colegios escogidos, que se han caracterizado porque la gran mayoría de bachilleres han ingresado a la universidad, que tendrán ingreso directo, mientras que con otros colegios se está solicitando información de las calificaciones y se revisarán los puntajes históricos de las pruebas.

Esta coyuntura llega en una época nada fácil para las universidades, que cada año están viendo una reducción en las matrículas. Tan solo entre 2017 y 2018 ingresaron 38,273 estudiantes menos a Educación Superior.

Según Gaviria, esto se debe a factores como un relativo envejecimiento de la población, el efecto de los costos de las matrículas y el surgimiento de alternativas a la educación formal; mientras que Mejía explica que “los jóvenes pueden estar buscando más capacitación en ciertas habilidades y oficios a un ritmo mucho más rápido”.

Con este panorama, las universidades tendrán un arduo trabajo en transformación digital para cautivar a sus estudiantes, más si no se vuelve pronto a las aulas de clase, porque la teleeducación todavía es vista con recelo por muchos. Basta con ver los memes que ponen a las universidades como los servicios de streaming más caros del país.

Preicfes también sienten la cuarentena
Otras instituciones afectadas por la cuarentena obligatoria y el aplazamiento de las pruebas son los preuniversitarios y preicfes, e incluso, algunos tuvieron que virtualizarse. “Todos los estudiantes están recibiendo desde nuestra plataforma sus clases”, dijo Fernando Venegas, rector de Formarte, que resaltó que “aunque no sea obligatorio, las familias invirtieron recursos” y que están atentos a las indicaciones para saber cuándo será el examen. “El Icfes se hace dos veces al año, todavía contamos con un lapso de tiempo para seguir preparando a los estudiantes”, dijo.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *