Press "Enter" to skip to content

La rentabilidad financiera seguirá cayendo hasta 2025, según proyecciones del FMI


Es crucial que las autoridades políticas encuentren ‘rápidamente’ un equilibrio que proteja la estabilidad y solidez de las instituciones

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha actualizado su informe sobre estabilidad financiera para alertar de los riesgos que acechan al sector bancario, que afronta un escenario económico complicado, al menos, durante los próximos cinco años.

El Fondo subraya que la rentabilidad ha sido un “desafío persistente” para los bancos desde la crisis financiera mundial y advierte de que la pandemia del coronavirus y un periodo prolongado de bajos tipos de interés añadirán mayor presión sobre la rentabilidad del sector en los próximos años.

Este escenario abre un panorama complicado para la recuperación, ya que, según el FMI, los bancos desempeñan un “papel clave” en la economía y son “cruciales” para la estabilidad financiera. “Cuando no pueden generar ganancias, es menos probable que los bancos otorguen préstamos y otros servicios financieros a hogares y empresas, privando a la economía del crédito necesario”, advierte el FMI.

El Fondo ha realizado un ejercicio de simulación en nueve economías avanzadas que indica que una gran parte de sus bancos más relevantes por gestión de activos puede fallar en generar ganancias por encima de su coste de capital hasta 2025.

El FMI explica que es crucial que las autoridades políticas encuentren “rápidamente” un equilibrio que proteja la estabilidad y solidez de las instituciones financieras, al tiempo que apoya

La actividad económica. Entre las estrategias para preservar y fortalecer el capital, el Fondo cita la restricción del pagos de dividendos y las recompras de acciones, tal y como señaló ayer la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, al Financial Times.

El Fondo también aconseja que los reguladores financieros tengan en cuenta en los próximos años el impacto potencial de las bajas tasas en las evaluaciones de riesgos.

De esta manera, los test de estrés deberían incluir escenarios con prolongados etapas de bajos tipos de interés. “Los supervisores también deben permanecer vigilantes y evitar cualquier acumulación de riesgos excesivos que podrían reducir la capacidad de recuperación del sector bancario”, advierte el Fondo.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *