Press "Enter" to skip to content

El covid-19 federalista


Más columnas de este autor

La carrera para ganarle a la crisis del virus, ha dejado claro que los equipos de investigación de las universidades de las diferentes ciudades de nuestro país, tienen una gran capacidad de investigación, de innovación y de trascendencia, y que junto con las empresas de sus respectivas regiones, se articulan fácilmente para ayudar a dar las soluciones que requiere el sector salud. Así mismo, se evidencia que las Secretarías de Salud, también hacen equipo y esfuerzos ingentes, para articularse con el Gobierno Nacional, para asegurar el cumplimiento del maremagnum de normas, decretos y leyes.

En esta carrera humanitaria, también se ve la capacidad de gobernanza de las Administraciones municipales y departamentales, dónde los más aventajados son las regiones en las que hay mayor desarrollo, mejores liderazgos, mayor institucionalidad, mayor participación, y, en consecuencia, mayor transparencia en el manejo de recursos y una mejor reacción en calidad y oportunidad para atender la crisis médica de las personas, económica de las familias, así como la anticipación a las nuevas tendencias y comportamientos.

Todos los colombianos estamos bien sorprendidos de los Gobiernos regionales y locales, que tienen comprensión y que han venido tomando decisiones, balanceando así la prevención de la enfermedad a través de la educación, la información y la preparación de los servicios médicos. También se han realizado tareas en las áreas de aseguramiento de la proveeduría de los más vulnerables, así como en materia de autorización de trabajo para generación de ingresos, empleo, bienes y servicios. De igual forma, los empresarios éticos de las regiones, han dado ejemplo mantenido el empleo, transformado sus modelos de producción y servicios para seguir jalonando la economía. Por si esto no fuera poco, los empresarios también están generando procesos de responsabilidad social para ayudar a los más desprotegidos.

También, somos testigos de cómo en las regionales de la Cruz Roja Colombiana , Defensa Civil, las diócesis de la Iglesia y las fundaciones que tienen operaciones en las regiones como Actuar, Visión Mundial y muchas fundaciones con presencia en la ruralidad como son las de la industria minera, eléctrica y petrolera, están dándolo todo en esta cruzada por la vida.

Por su parte, las comunidades han congregado a sus mandatarios para generar controles y protocolos para protegerse, sin olvidar que la gente tiene que producir para vivir, y en la mayoría de los municipios se han hecho acuerdos para movilizar cosechas y productos a los centros de consumo de forma ordenada; como lo están haciendo la mayoría de las cooperativas y organizaciones campesinas.

En conclusión, este modelo “federalista” de sinergías de conocimiento, de recursos, de iniciativas donde están emergiendo nuevos liderazgos en contraposición a los politiqueros y los violentos, nos están enseñando una nueva forma de relacionamiento, de construcción de país desde las regiones, de reconocernos en la diferencia y nos da una esperanza.

Más columnas de este autor

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *