Press "Enter" to skip to content

Los 10 términos claves que debe saber para entender el reporte del desempleo


En las zonas urbanas, la personas están en edad de trabajar desde los 12 años, mientras que en las zonas rurales es desde los 10 años

Heidy Monterrosa – hmonterrosa@larepublica.com.co

Como el último viernes de cada mes, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) publica hoy la tasa de desempleo en Colombia para el mes inmediatamente anterior. Con el fin de que comprenda cómo se mide el mercado laboral, LR le explica en qué consisten 10 conceptos claves que se tienen en cuenta para calcular la tasa de desempleo.

Primero se parte de la población total de Colombia, un dato que se estima por proyecciones con base en los resultados de los censos de población que realiza la misma entidad. De este total, se identifica cuál es la población en edad de trabajar, que son las personas de 12 años de edad en adelante en las partes urbanas y de 10 años de edad en adelante en las partes rurales.

De este grupo se identifica cuál es la población económicamente activa, que también se le conoce como fuerza laboral, y son las personas en edad de trabajar que laboran o están buscando empleo.

Este conjunto se divide en ocupados y desocupados. Los primeros son las personas que para el periodo analizado trabajaron por lo menos una hora remunerada en la semana de referencia, los que no trabajaron la semana de referencia pero tenían un trabajo, o los trabajadores sin remuneración que laboraron en la semana de referencia por lo menos una hora.

Los desocupados pueden estar en situación de desempleo abierto o de desempleo oculto. En el primer segmento se encuentran las personas que en la semana de referencia estaban sin empleo, pero que en el último mes hicieron diligencias para conseguirlo. Además, tienen disponibilidad para comenzar a trabajar.

En el segundo segmento están las personas que para la semana de referencia no contaban con un empleo y que no hicieron vueltas en el último mes para conseguirlo por, al menos, una razón válida de desaliento. Sin embargo, en los últimos 12 meses sí hicieron diligencias para obtener un empleo y tienen disponibilidad para comenzar a trabajar.

De acuerdo con el Dane, las razones válidas a las que se hacía referencia en el párrafo anterior son: no hay trabajo disponible en la ciudad, la persona está esperando que la llamen, no sabe cómo buscar trabajo, está cansada de buscar trabajo, no encuentra un trabajo apropiado en su oficio o profesión, está esperando la temporada alta, carece de la experiencia necesaria, no tiene recursos para instalar un negocio o los empleadores lo consideran muy joven o muy viejo.

En cambio, según la misma entidad, las razones no válidas son: la persona se considera a sí misma muy joven o muy vieja, actualmente no desea conseguir trabajo, tiene responsabilidades familiares, tiene problemas de salud o está estudiando.

Otro concepto importante es el subempleo, que puede ser subjetivo u objetivo. El primero se refiere al deseo que ha manifestado el trabajador de mejorar sus ingresos, el número de horas trabajadas o de tener una labor más propia de sus competencias; mientras que el segundo tiene en cuenta a quienes no solo tienen el deseo de mejorar sus ingresos, el número de horas trabajadas o de tener una labor más propia de sus competencias, sino que han hecho una gestión para lograr su aspiración y están dispuestos a efectuar el cambio.

Por último, la tasa de desempleo es la relación porcentual entre el número de personas que están buscando trabajo y el número de personas que hacen parte de la fuerza laboral.

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *