Press "Enter" to skip to content

¿Es efectiva la planeación?


Cuando el mundo del marketing continúa debatiendo sobre lo que se debe y no se debe hacer durante esta ya muy larga, pero necesaria, temporada de aislamiento, que ha hecho pensar sobre cómo se debe reiniciar la actividad diaria una vez se supere la crisis, los mercadólogos siguen trabajando para mantener los mercados y, posiblemente, ganar nuevos ante las situaciones complejas y dificultades de muchos para continuar con vida.

La planeación, como se ha afirmado siempre, ha sido, es y seguirá siendo una herramienta necesaria en la logística del marketing, porque como alguien dijo, si no se sabe para dónde se va, ya se llegó, y además, porque la competencia no se acabará, entre otras cosas; quizá podrá reducirse temporalmente, porque surgirán nuevos participantes a medida que transcurre el tiempo, como ha sucedido en los ciclos de los mercados, y la invisible se incrementará ante el auge del marketing digital.

Recordando que no se trata de establecer camisas de fuerza para la actividad de todos en las organizaciones, y que debe hacerse un adecuado seguimiento al desarrollo planteado para ajustar o modificar el rumbo, como también que sigue siendo una realidad la existencia de barreras para la planeación de mercadeo, como indicó hace unos años el profesor británico Malcolm McDonald, las cuales deben superarse, hay expresiones de expertos y pensadores que sirven cuando se está adelantando ese proceso planificador para que sea como debe ser: efectivo, si se hace bien, porque posibilita que los pensamientos y las ideas se conviertan en metas para la organización, optimizando el uso de los recursos para asegurar en lo posible que se den los pasos necesarios haciendo que esas ideas sean realidad.

Hitesh Bhasin, en reciente artículo, dijo que “cuando se tiene una meta sin un plan para alcanzarla, esa meta es solamente un deseo en manos de fuerzas celestiales; sin planes, solo serán promesas y esperanzas”.

El reconocido autor sobre temas de administración del tiempo, entre otros, Alan Lakein, dijo que “la planeación es un proceso de traer el futuro al presente de manera tal que se pueda hacer algo por el desde ahora”.
El influyente psicoterapeuta Charles Richard, hablando sobre el manejo del tiempo, comentando sobre los procesos de planeación, dice “no se deje engañar por el calendario. Sólo hay tantos días en el año como cada quien los usa. Un hombre obtiene solo una semana de valor en un año mientras que otro hombre obtiene un valor de un año completo en una semana”.

Paul J. Meyer, considerado como el pionero de la industria de la superación personal afirmó, entre muchas otras cosas aplicables a los procesos de planeación que “el éxito es la realización progresiva de objetivos personales predeterminados, que valen la pena”, que “si usted no está haciendo el progreso que le gustaría y es capaz de hacer, es simplemente porque sus objetivos no están claramente definidos” y que “comunicaciones, la conexión humana, es la clave para el éxito personal y profesional” .

Y Ralph Waldo Emerson: “el entusiasmo es uno de los más poderosos motores para el éxito. Cuando se hace algo, se debe hacer con todo el poder, poniéndole el alma a lo que se hace y el sello de la personalidad. Siendo activo, energético, entusiasta y teniendo fe, se lograrán los objetivos. Nada grandioso se ha conseguido sin entusiasmo”.
En conclusión, es efectiva, si se hace bien.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *