Press "Enter" to skip to content

PIB global se contraería 4,5% este año y crecería 5% en 2021


Un panorama claramente más auspicioso que el dado a conocer hace unos meses reveló hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que en su informe “Perspectivas Económicas Provisionales” revisó al alza el crecimiento global para este año.

El organismo ahora estima que el Producto Interno Bruto (PIB) del mundo se contraerá 4,5% este año, una expectativa más positiva que ambos escenarios previstos en su último ejercicio. Si la pandemia continuaba su curso, en junio la entidad proyectaba que la economía global caería 6%, pero de haber una nueva ola de infecciones el desplome sería de 7,6%.

Uno de los motivos que explica la revisión es, según el informe, que la producción “se recuperó rápidamente tras la flexibilización de las medidas de confinamiento y la reapertura inicial de empresas”. Sin embargo, el documento advierte que “el ritmo de la recuperación mundial ha perdido algo de impulso durante los meses de verano”.

En materia sanitaria, la OCDE asume que no va a haber una vacuna disponible masivamente hasta fines de 2021, y tiene contemplado que los brotes locales “esporádicos” van a continuar, pero que van a ser abordados por intervenciones locales y dirigidas en vez de cuarentenas totales.

Para el año entrante, la entidad recortó levemente su proyección, y ahora estima que el mundo crecerá 5%, dos décimas menos que lo esperado en el ejercicio de junio. El escenario base, sin embargo, está totalmente condicionado por la evolución del virus.

“Si la amenaza del coronavirus se desvanece más rápido de lo esperado, una mayor confianza podría impulsar actividad mundial de manera significativa en 2021”, dice el reporte. Pero, un resurgimiento más fuerte del Covid-19 o bien medidas de contención más estrictas, podrían recortar entre dos y tres puntos porcentuales del crecimiento global en 2021, lo que iría acompañado de un mayor desempleo y un “período prolongado de inversión débil”.

Con todo, el informe destaca que “en la mayoría de las economías, se prevé que el nivel de producción a fines de 2021 se mantenga por debajo del de fines de 2019, y considerablemente más débil de lo proyectado antes de la pandemia, lo que destaca el riesgo de costos de la pandemia”.

Realidades locales dispares

Si bien la proyección global para 2020 mejoró, detrás de ella hay realidades totalmente diferentes. China, por ejemplo, tuvo “una recuperación más brusca de lo esperado”, y la actividad volvió a niveles pre-pandémicos a fines del segundo trimestre, impulsada por una fuerte inversión en infraestructura.

Con esto, la previsión para el año en curso para el gigante asiático mejoró 4,4 puntos porcentuales (pp) desde el escenario de un solo brote proyectado en junio, y ahora el organismo internacional estima que el PIB del país crezca 1,8% este año, para seguir repuntando 8% en 2021.

En una línea similar, la visión para Estados Unidos también mejoró, y si bien el salto fue más acotado, la principal economía del mundo se contraería 3,8% este año, lo que implica una mejora de 3,5 pp desde junio, y el próximo año el rebote sería a 4%.

Si bien el panorama de Europa también parece estar mejorando, seguiría siendo fuertemente golpeado por el coronavirus. El PIB del bloque en su conjunto caería 7,9% este año, con Italia como uno de los grandes perdedores (-10,5%) y Alemania desde la vereda más auspiciosa (-5,4%).

Por el contrario, la situación en India solo estaría empeorando. El pronóstico para el país fue revisado fuertemente a la baja -en 6,5 pp- y el desplome del PIB en 2020 sería de 10,2%. El próximo año, sin embargo, el rebote sería a 10,7% del mismo.

Sudáfrica también aparece dentro de los más impactados negativamente en los últimos meses, ya que su proyección cayó en 4 puntos. La merma para el Producto ahora sería de 11,5%, y el crecimiento para el próximo año alcanzaría apenas 1,4%.

Sombrío panorama regional

Algunas de las cifras más bajas para este año provienen, lamentablemente, de América Latina, región que mayoritariamente empeoró sus proyecciones -individuales- desde la revisión de junio.

En México, por ejemplo, la caída del PIB sería de 10,2% este año y solo mejoraría a 3% el próximo, mientras que Argentina, en tanto, sufriría un desplome de su actividad de 11,2% para crecer a 3,2% en 2021.

Desde el otro lado, Brasil logró mejorar en 9 décimas su estimación para el año en curso, pero el pronóstico sigue estando por debajo del promedio global. El Producto se reduciría 6,5% este año en el gigante latinoamericano, y el año que viene la expansión llegaría a 3,6%.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *