Press "Enter" to skip to content

Migración en la Ocde llegaría a niveles más bajos de la historia durante este año


Laura Sofía Solórzano C – lsolorzano@larepublica.com.co

Con el cierre de las fronteras y las medidas de los gobiernos para evitar la propagación del covid-19, los flujos migratorios se habrían visto seriamente afectados. Según revela el más reciente informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), las emisiones de visas y permisos se desplomaron 46% durante el primer semestre de 2020.

El año pasado, la Ocde contaba con flujos migratorios permanentes de hasta 5,3 millones de personas, una cifra constante desde 2017. Si bien las admisiones de refugiados se habían reducido, de 2018 a 2019, la migración laboral permanente creció 13%, y la migración laboral temporal registró más de cinco millones de entradas.

Este año, sin embargo, el panorama cambió radicalmente, y se espera que en 2020 se alcancen los niveles mínimos históricos para la migración internacional en los países de la Ocde. Para la entidad el flujo tardaría un buen rato en recuperarse, por la demanda laboral más débil, las restricciones de viaje y el auge del teletrabajo.

“Necesitamos evitar retroceder en la integración y reafirmar que la migración es una parte integral de nuestras vidas”, comentó el secretario general de la Ocde, Ángel Gurría.

En general, Europa habría sido la región menos afectada, con una disminución de 35% durante el primer semestre respecto a 2019. Así como una caída de 33% en el número de solicitantes de asilo.

Para la Ocde, el panorama actual podría generar un retroceso en los avances en materia de integración e inclusión que se han adelantado en los últimos años y reiteró que la mano de obra extranjera es primordial para economías desarrolladas.

El informe también señala que una gran cantidad de los migrantes trabajan en los sectores más golpeados por la crisis como el turismo o los servicios domésticos, además de contar con contratos laborales temporales que podrían no ser renovados lo que agrava la situación.

“Los gobiernos receptores de flujos migratorios deben implementar de manera más activa políticas focalizadas en estos grupos de población. Políticas de empleo y acceso a salud, especialmente testeo y rastreo del covid-19, son dos áreas fundamentales”, dijo Sebastián Trujillo, negociador en temas Ocde.

La entidad resaltó que también se debe tener en cuenta la vulnerabilidad de los migrantes respecto al virus, ya que serían hasta dos veces más propensos al contagio.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *