Press "Enter" to skip to content

“El parque automotor de camiones en el país es muy viejo y las emisiones son muy grandes”


Lina Vargas Vega – lvargas@larepublica.com.co

Las energías limpias son una tendencia en todo tipo transporte, pero Claudio Siedmann, presidente de Daimler para Colombia, cree que el país todavía no está listo para dar el salto, ya que hay que hacer mayores esfuerzos para sustituir vehículos viejos y porque no hay la suficiente infraestructura para que, por ejemplo, se masifiquen los vehículos eléctricos en el transporte de pasajeros o en carga.

¿Cómo estuvo operó la compañía durante la pandemia?

Tuvimos que adaptarnos rápidamente, con la ventaja de que las noticias de otros países llegaban, lo que nos dio la posibilidad de tomar medidas para prepararnos. En nuestro caso, aumentamos los inventarios de piezas de repuesto, porque sabíamos que iba a haber un quiebre en la cadena logística de todo el mundo y habría plantas paradas por falta de insumos.

Desde que salieron los decretos pudimos darle prioridad al transporte de primera necesidad. Nuestro rol fue fundamental para mantener al mundo en movimiento.

Los camiones tuvieron un muy buen rendimiento este año en el país, ¿cuánto representó este segmento para Daimler?

En 2014 hubo una contracción muy grande del mercado. En 2019, con el plan de chatarrización, inversiones del Gobierno en vías 4G y la reactivación en la construcción, el mercado de camiones tuvo un crecimiento muy rápido llegando a 14.000 unidades al año. En el segmento que nosotros medimos, que es el 3,5 toneladas en adelante, todo indicaba que el repunte se iba mantener. Cuando comenzó la pandemia hubo incertidumbre, sin embargo, creemos que este año el mercado va cerrar en promedio de las 14.000 unidades, debajo de 2019 pero muy cerca.

¿Cuál es su participación en el segmento de camiones?

Daimler en Colombia representa la marca Mercedes-Benz en camiones, vans y buses, los camiones americanos Freightliner y japoneses Fuso.

En cuanto a nuestra participación con Mercedes-Benz, estamos sobre 35%, somos líderes en el segmento europeo. Con Freightliner nuestra participación es menor, en 2019 fue de 12% y esperamos llegar entre este año y el próximo llegar a 17%. Con los camiones japoneses Fuso tenemos participación de 6% o 7% y nuestra meta es llegar a 12%.

¿Cómo se comportó el segmento de las vans?

La reducción del mercado fue de 50% comparado con 2019. Con la Sprinter (van grande) tenemos 25% de participación y con Vito (van mediana) estamos aproximadamente en 22%.

¿Cómo está el mercado de tecnologías limpias en el sector automotor y cuál es su apuesta en esta industria?

Contamos con un portafolio a nivel mundial de tecnología Euro 6. En el país no es un requisito, la calidad del combustible tampoco amerita tener todo el portafolio en esta categoría que es el límite de los niveles de emisión para la tecnología a combustión. Euro 6 sería obligatorio en el país hasta 2023, sin embargo entendemos que es un gran aporte al medio ambiente.

Hay una ‘fiebre’ por tecnologías limpias (eléctricos, híbridos y gas), pero la situación es más compleja. Si bien en nuestro portafolio tenemos estos vehículos, no es tan fácil su introducción al mercado, sobre todo por el tema de posventa. Estamos cambiando totalmente la atención y preparación de mecánicos, mecatrónicos y electricistas, las instalaciones de los concesionarios y talleres cambiarán radicalmente. No estamos preparados todavía para estas tecnologías.

¿Cómo está el tema de estaciones de carga en el país?

Tenemos que separar el sector de carga y pasajeros. Con el sector de pasajeros es más sencillo porque son las mismas rutas siempre y se puede instalar un solo punto de carga; en el transporte de carga hay que pensar en la autonomía de las baterías, que por ahora no es muy desarrollada, en este caso tendríamos que tener estaciones de carga cada 200 kilómetros, lo cual por la topografía del país es imposible.

¿Qué se puede hacer entonces en materia medioambiental?

Antes de traer nuevas tecnologías, es importante tomar acciones sobre lo que ya tenemos. Aunque hay esfuerzos como la ley de chatarrización, no es suficiente, el parque automotor de camiones es muy viejo, tiene más de 20 años o 30 años y las emisiones son muy grandes, si no atacamos este problema no habrá solución medioambiental.

¿Cómo estuvo el mercado de los buses?

El mercado de buses está prácticamente parado, los buses no circulan en las ciudades y lo mismo pasa en turismo y sectores privados, este segmento es el más abatido. Estamos expectantes con la licitación del Sitp y queremos volver a participar en este segmento con nuestro bus Atego.

¿Con cuántas unidades vendidas esperan cerrar el año?

Vamos a estar por las 1.300 o 1.400 unidades vendidas este año, es una caída comparado con 2019 que fueron 2.000 unidades, para 2021 esperamos números parecidos a los de 2019.

¿Qué planes de expansión a nuevas ciudades o vitrinas tienen?

Hace un año salimos del Valle de Cauca, hoy ingresamos nuevamente a Palmira con Indecol. Con Motorysa vamos a entrar a Sogamoso y Duitama.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *